Buscar
  • Carmen Moreno

Equipo Longinos. Capítulo 1: El principio del fin

Actualizado: 21 mar


En este primer capítulo del equipo Longinos, de 2º de ESO, viajamos en el tiempo hasta uno de los momentos más famosos de la Historia de España: La batalla de las Navas de Tolosa. Los miembros del equipo, se han encargado de investigar el contexto de la batalla y sus consecuencias, que es lo que la hacen una de los momentos bélicos determinantes en el proceso de Reconquista. ¡Anímate a escucharlo!


Guía del capítulo con las fuentes consultadas

  • Contexto: la batalla de las Navas de Tolosa tuvo lugar el 16 de julio de 1212. Tenemos que imaginar una Península Ibérica dividida, que llevaba cinco siglos protagonizada por las batallas de Reconquista. Esta batalla fue muy importante en el proceso de Reconquista del territorio por parte de los reinos cristianos. Y tiene muchas características que la hacen una de las batallas más importantes de la Historia de España. La primera de esas características es que en este enfrentamiento, los reinos cristianos crearon una alianza: tropas castellanas de Alfonso VIII de Castilla, aragonesas de Pedro II de Aragón, navarras de Sancho VII de Navarra y voluntarios del Reino de León y del Reino de Portugal. Y es que todos ellos contaban con motivación suficiente para enfrentarse al ejército almohade, ya que todos ellos habían sufrido derrotas y, en algunos casos, importantes pérdidas territoriales. Todas ellas lucharon contra el ejército numéricamente superior del califa almohade Muhammad an-Nasir en las inmediaciones de la actual Santa Elena, en Jaén.

Fuente: Wikipedia.


  • Causas: Señalamos en detalle las causas que dieron lugar a esta batalla, al menos aquellas que sobresalen. La primera de ellas es la invasión de los almohades del Magreb, que sometieron e integraron a los reinos de taifas a su califato y avanzaron sobre territorios cristianos. Es decir, los cristianos quería pan recuperar su reino ya que 500 años atrás les había pertenecido. Quería recuperarlo porque tenían el sentimiento de que seguía siendo suyo. La segunda causa vino por parte del rey castellano Alfonso VIII. Había sufrido en 1195 una derrota contra los ejércitos musulmanes y por ello organizó una batalla decisiva contra su enemigo.

Fuente: Desperta Ferro.


  • Otra causa principal en el desarrollo de este enfrentamiento fueron las negociaciones realizadas por el obispo de Toledo, Rodrigo Jiménez de Rada, quien logró convencer a los reyes de Navarra y Aragón para que se sumaran a la lucha contra los almohades. Prácticamente hemos terminado con las causas que condujeron al conflicto. Pero teniendo en cuenta que el ejército cristiano era menor que el ejército almohade, era necesario reforzar sus filas de alguna forma. ¿Cómo se pudo conseguir? Buscando la motivación correcta. Entra en juego otra figura destacada en esta historia, el papa Inocencio III. El cual prometió el perdón de los pecados a todos los que lucharan contra los almohades. Así consiguieron que los soldados que participaron en la batalla, lucharan con fiereza. Además, el Papa también amenazó con la* excomunión a todo cristiano que atacara a castellanos, aragoneses y navarros mientras luchaban contra los musulmanes. De esta forma, además de una recompensa espiritual para los que participaran, el Papa también se encargó de infundir miedo a aquellos que consideraran debilitar al ejército cristiano.

  • Consecuencias: Llegados a este punto, solo nos queda contaros por qué esta batalla ha quedado entre las más importantes de la historia de España. Como hemos dicho antes, en el momento es improbable que los participantes se dieran cuenta que acababan de vivir un hito histórico, que provocaría un cambio en el devenir de los hechos siguientes. Hemos llegado a la idea principal: Un momento en la historia es relevante porque suele traer consigo una lista de consecuencias. Vamos a conocer cuáles fueron las que siguieron al desenlace de esta batalla. La primera y principal fue la derrota total de los musulmanes, que perdieron gran parte de los efectivos que lucharon en la batalla. Por lo tanto, ya no contarán con un ejército tan poderoso en el futuro. La segunda consecuencia, y fruto de la primera, fue que con la pérdida de poder militar, los almohades entraron en declive y su forma de gobierno, el califato, se desintegró en las décadas siguientes.En el bando cristiano, la victoria abrió el paso para conquistar Sierra Morena y con ello, la conquista del valle del río Guadalquivir. El sucesor de Alfonso VIII, Fernando III «El Santo», tomó *Córdoba en 1236, Jaén en 1246 y Sevilla en 1248. Se estaban haciendo con todo el sur peninsular y reduciendo el territorio controlado por los musulmanes al territorio entorno a la ciudad de Granada, que permanecerá en su poder hasta la conquista por parte de los Reyes Católicos en 1492. Finalmente, los reinos cristianos tenían que hacerse cargo de ese nuevo territorio. Así que se comenzó con el repoblamiento y la evangelización de los territorios conquistados a los musulmanes, proceso que incluyó la construcción de nuevos santuarios y la reconstrucción de antiguos templos visigodos.

Fuente: enciclopedia de historia.com

56 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo